Todos los libros de David Grossman

Llévame contigo (David Grossman)

Asaf, un joven de dieciséis años, recibe el encargo de encontrar al dueño de un perro que vaga perdido por las calles de Jerusalén. En el transcurso de esta búsqueda, su historia se confundirá con la de Tamar, una adolescente de corazón solitario que pretende salvar a su hermano del infierno de las drogas y de su entorno. Juntos recorren un camino en el que intentarán reconstruirse entre las ruinas de un mundo que se desmorona.

La vida entera (David Grossman)

A las cinco de la mañana los soldados pueden llamar a tu puerta para comunicar lo que ya temías: tu hijo ha muerto defendiendo la tierra de Israel. Para ahuyentar esta visita, Ora, una mujer madura que ha tropezado más de una vez con el dolor, decide dejar su hogar y andar sin rumbo por los campos que rodean Jerusalén. Intuye que, mientras ella camine, su hijo Ofer, enrolado como voluntario en el ejército, estará a salvo.

La sonrisa del Cordero (David Grossman)

David Grossman ambienta esta novela en la Palestina ocupada. Publicado originalmente en 1983, el libro es una investigación acerca de la moral, la confianza y la verdad con cuatro personajes contradictorios -Uri, un joven soldado israelí; su mujer, Shosh, obsesionada con la muerte de un paciente del psiquiátrico en el que trabaja; Katzman, un oficial cínico y sombrío; y un anciano contador de historias palestino llamado Jilmi- que deben enfrentarse a la vida en una tierra sacudida por el conflicto.

El libro de la gramática interna (David Grossman)

A sus doce años Aharon Kleinfeld posee todo lo que un niño de Jerusalén podría desear: una imaginación portentosa, un grupo de amigos que lo respeta y admira, y un millón de aventuras por conquistar. Pero, ajeno a su voluntad, el cuerpo de Aharon se niega a crecer durante tres largos años, abriendo un abismo infranqueable entre él y sus compañeros de juegos.

Al tiempo que Israel se prepara para la guerra de los Seis Días y sus amigos cruzan la frontera que separa la infancia de la adolescencia, Aharon permanece atrapado en su cuerpo de niño y aprende a descifrar los misteriosos códigos que rigen el mundo adulto mientras, emulando a su héroe Houdini, forcejea desesperadamente para escapar de la trampa de la madurez.

Más allá del tiempo (David Grossman)

Callados estuvimos esperando la mañana. Una mañana que no llegaba. La sangre no corría por las venas.
Me levanté, te envolví en una manta, me agarraste la mano, me miraste a los ojos: el hombre y la mujer que un día fuimos inclinaron la cabeza en señal de despedida.

Esa fue la mañana en que un hombre y una mujer perdieron a su hijo. Ahora, cinco años después, él emprende una marcha desesperada más allá del tiempo para encontrarse con este joven que ya no habla, ya no sonríe… ya no es.

En el camino le acompañan otros peregrinos, todos buscando a sus hijos, y en ese peregrinaje aprenden a desafiar a la muerte y a morder el dolor.

Gran Cabaret (David Grossman)

Estamos en Cesarea, una localidad costera de Israel, y un hombre sube al escenario de un cabaret, pequeño y lleno de humo. Se llama Dóvaleh. Su cuerpo es poco más que piel y huesos, viste unos pantalones remendados y una camisa mediocre, pero unos tirantes rojos y las enormes gafas de concha negra le distinguen.

Entre el público asoma un juez jubilado que había compartido con él la adolescencia y que ahora vive solo, resignado a la muerte de la mujer de su vida. El hombre escucha, el cómico habla, gesticula… Al rato se acaban los chistes y empieza la evocación de los días en que los dos jóvenes paseaban juntos al salir de clase. En el escenario desfila la vergüenza de Dóvalech por sus orígenes humildes, con un padre barbero que intentaba mantener a la familia a base de trapicheos, y la figura de la madre adorada. El juez empieza entonces a recordar: de pronto las ganas de escribir llenan de notas las servilletas que tiene a mano, y entre palabras y miradas el pasado llega al presente.

Allí está el dolor de dos hombres y de un pueblo entero que se obstina en mirar el mundo cabeza abajo. Es espectáculo acaba, pero la vida sigue y la ironía nos ayuda a caminar.

Véase: amor (David Grossman)

Momik, el hijo único de dos supervivientes del Holocausto, vive a la sombra de la verdad de sus padres. La llegada inesperada del abuelo Wasserman, siempre acompañado de sus extrañas historias, desemboca en un afán por expulsar de la vida familiar la bestia del nazismo.

Momik crecerá y se convertirá en escritor, como su abuelo, pero por mucho que indague en el corazón del arte, su entrada en la vida adulta no culminará hasta que supere la asepsia sentimental que lo atenaza y se deje «infectar por el virus de la humanidad».

Tú serás mi cuchillo (David Grossman)

Un librero de mediana edad descubre en una reunión de antiguos alumnos del instituto a una hermosa mujer y le propone por carta mantener una relación exclusivamente epistolar, demanda a la que ella accede. Yair y Miriam están casados y tienen hijos, pero se sumergen en una intensa historia de amor que, a pesar de desarrollarse sólo por medio de la escritura, repercute con fuerza en sus vidas.

Lo que el cuerpo sabe: Dos novelas (David Grossman)

En Lo que el cuerpo sabe una madre y una hija vuelven a encontrarse después de dos años. Entre ellas se había instaurado una relación distante marcada por el rencor, el miedo y los celos. Ambas deben hallar de nuevo la ternura para abrirse camino hacia la reconciliación.

Escribir en la oscuridad (David Grossman)

Escribir en la oscuridad reúne seis ensayos en los que Grossman analiza con maestría y lucidez extraordinaria algunos de los temas centrales en su producción artística: las voces literarias que han ayudado a construir su obra, el Holocausto, la creación del Estado de Israel o los problemas derivados del mismo como marco de sus creaciones; el conflicto en Oriente Próximo y los devastadores efectos que provoca en la sociedad israelí, sometida a un consenso interior asfixiante, así como la incertidumbre acerca del futuro que ilustra el fracaso mayúsculo de un estado surgido precisamente para garantizarlo.

Delirio (David Grossman)

La anécdota es simple: Elisheva, la esposa de Shaul, se ausenta de casa cada tarde para ir a nadar, o eso es lo que ella dice, pero su marido imagina cosas bien distintas: ve a su esposa con otro hombre, nota sus caricias, oye sus palabras, sabe -como todos los seres celosos creen saber- que con ese hombre Elisheva se atreverá a juegos que nunca ha experimentado con él. El delirio llega a tal punto que Shaul nos convence a todos de que el adulterio es real, y seguiremos a ese marido despechado en un viaje nocturno que supuestamente le llevará al escondrijo donde se refugian los amantes.

Chico zigzag (David Grossman)

Una semana antes de su Bar-Mitsvá Nono, un muchacho de trece años, emprende un viaje en tren desde Jerusalén hasta Haifa, donde su tío, un reputado maestro y educador, le va a enseñar cómo comportarse en la vida. Sin embargo, la aparición en escena de Félix, un reconocido y excéntrico estafador, trastocará todos los planes que tan cuidadosamente había preparado el padre del chico.

El Abrazo (David Grossman)

Un hermoso y conmovedor texto de David Grossman sobre el origen de los abrazos, acompañado de las sutiles ilustraciones de la artista Michal Rovner. El abrazo es una obra de David Grossman y de la artista israelí Michal Rovner para lectores de todas las edades.